maria-ines-valle

 

 

Por: Ma. Inés Valle Balsells

Coordinadora Trade Center de AmCham Guatemala

 

 

“Votaciones en Estados Unidos: más allá de los ataques sobre bad hombres y nasty women”

Hemos sido testigos de la inusual contienda electoral en Estados Unidos en el presente año. Entre acusaciones, se debate el futuro del país más importante y poderoso del mundo.

En definitiva, un acontecimiento que marcará el antes y el después no sólo de Norteamérica, sino del resto de países.

Contexto actual: De acuerdo a información reciente, las “votaciones tempranas” presidenciales ya iniciaron en el país, encabezadas por Carolina del Norte. La ventaja, según los sondeos más recientes, se encuentra a favor de Hillary Clinton con 6.5 puntos arriba de Donald Trump.  Los “votantes tempranos” representan a más de la mitad de los votantes en los estados decisivos del país tales como Colorado, Carolina del Norte, Florida, Georgia, Arizona y Nevada. Esta situación implica que los candidatos deben tener mucho cuidado en sus acciones, palabras y decisiones, pues un paso en falso podría implicar un momento crítico en los próximos días.

En medio de las expresiones de frustración de los estadounidenses, los factores que opinan puede ser determinantes para elegir a sus respectivos candidatos, van desde la experiencia que posee Hillary, el cambio que implica Donald y las políticas que cada uno de ellos aplicará. No obstante, las principales preocupaciones de los votantes son el temperamento de Trump y su poca experiencia en general y con el Congreso. Por otra parte, a las personas les preocupa la deshonestidad de Clinton y su pasado.

Migración: No es noticia nueva mencionar la polémica que se desata cada vez que ambos candidatos tratan el tema migratorio. Por ejemplo, en el último debate presidencial, Donald Trump acuñó una nueva frase para referirse a los migrantes latinos en Estados Unidos: “ bad hombres”, demostrando la importancia de construir un muro en la frontera de USA y México para contener la inmigración ilegal masiva, deportando a los 11 millones de indocumentados y  deteniendo el flujo de las drogas. Una propuesta totalmente distinta a la de Hillary Clinton, quien promete legalizar a millones de indocumentados, plan que no ha indicado cómo llevará a cabo ni con cuáles recursos económicos. Podría decirse que bajo Clinton, continuará la misma tendencia que ha seguido Obama, la cual fue prometer una cantidad de beneficios a los migrantes, pero que al final del día, ha sido el mandato presidencial bajo el cual ha existido mayor número de deportaciones.

Libre Comercio: En cuanto al libre comercio, ambos candidatos han expresado sus intenciones sobre renegociar los tratados que posee Estados Unidos. Hillary y Donald se encuentran a favor ya sea de renegociar o eliminar determinados tratados.

Por ejemplo, opinan que el TLCAN el no ha sido un éxito. No obstante, el Tratado ha significado el aumento de un 250% de las importaciones estadounidenses a México comparando el año 1994 vs. el 2015. Mientras que la inversión extranjera directa de USA a México desde el año 2000 al 2014, representa más del 45% de toda la inversión que ha llegado del exterior a México.  No obstante, Trump argumenta la importancia de rescatar la inversión y los trabajos que se fugaron de USA a México debido al Tratado.

En cuanto al DR-CAFTA, Donald no ha mencionado ningún punto al respecto, pues su enfoque es el TLCAN. No obstante, Hillary, desde el inicio de la negociación del Tratado, se negó a apoyarlo, indicando que el acuerdo perjudica a los trabajadores y fábricas en Estados Unidos. Sin embargo, votó, en su momento, a favor de los tratados comerciales con Chile y Singapur en el entendido que beneficiarían a los USA.

El impacto en Guatemala Para nuestro país, los temas fundamentales son la migración y el comercio.

Durante el reciente año, el presidente Barack Obama mencionó que se ha incrementado el número de migrantes centroamericanos en Estados Unidos.  El porcentaje aumentó 23% durante el año fiscal, sumando 408 mil 870 inmigrantes ilegales. No obstante, en el caso específico de Guatemala, entre el 1 de octubre del año 2015 y el 20 de agosto del año 2016, USA deportó a 29 mil 289 guatemaltecos.

Una alternativa a la problemática se basa en la Alianza para la Prosperidad, misma que busca ser una política integral en el Triángulo Norte de Centroamérica, desincentivando la migración masiva de centroamericanos hacia USA.

En cuanto al comercio, recordemos que Estados Unidos es el principal socio comercial de Guatemala. La idea es que ambos candidatos comprendan que a medida que USA se cierre a nuevas oportunidades comerciales, el país se verá en desventaja y con carente liderazgo en el comercio internacional, no solamente con Guatemala o la región DR-CAFTA en sí.

Un muro o una campaña anti-tratados comerciales no serán las soluciones ideales para sacar adelante a la economía estadounidense. Requiere ir más allá de las puertas cerradas a la globalización, la xenofobia o los enfrentamientos. Se trata de planes congruentes, serios e inteligentes los que deben afrontar.

Leave a Reply