El 12 de julio entró en vigencia el nuevo Reglamento de Evaluación, Control y Seguimiento Ambiental, contenido en el Acuerdo Gubernativo No. 137-2016 (en adelante RECSA), lo cual implica otro cambio a la normativa ambiental en el país. En menos de dos años, se aprobaron dos Reglamentos, uno que entró en vigencia en 2015 (Acuerdo Gubernativo No. 60-2015) y otro que no entró en vigencia (Acuerdo Gubernativo No. 20-2016). El nuevo RECSA se encuentra vigente y es de cumplimiento obligatorio.

Este RECSA al igual que sus antecesores, define el procedimiento de aprobación de instrumentos ambientales por parte del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales -la obligatoriedad de los instrumentos ambientales se encuentra regulada en la Ley de Protección y Mejoramiento del Medio Ambiente, desde el año 1986-. Además establece la obligación de contar con una licencia ambiental y un seguro de caución vigente. Es decir, toda actividad, obra, proyecto o industria, deberá cumplir con tres requerimientos: un instrumento ambiental aprobado, una licencia ambiental vigente y un seguro de caución vigente. Lo anterior para todas las etapas de la actividad, obra, proyecto o industria que se trate.

Cabe mencionar que el incumplimiento de estos tres requerimientos conlleva la imposición de sanciones administrativas, como multas y de existir contaminación por la actividad, obra, proyecto o industria de que se trate, puede tipificarse el  delito de contaminación, el cual conlleva una pena de prisión de 2 a 10 años y multa de Q.3,000 a Q.10,000. ¿Está su empresa cumpliendo?

Leave a Reply