Ágil o irrelevante – Redefiniendo la resiliencia

Durante 2019 KPMG International realizó un estudio llamado “Global CEO Outlook Ágil o irrelevante – Redefiniendo la resiliencia”, el cual ofrece una perspectiva a tres años de más de 1,300 CEOs globales sobre el crecimiento empresarial y económico.

 “Para tener éxito en un mundo de volatilidad e incertidumbre se requieren diferentes habilidades de liderazgo. En la actualidad, los CEOs deben sentirse cómodos siendo disruptivos con respecto a sus modelos de negocio, forjando nuevas alianzas estratégicas, así como aumentando las habilidades de sus colaboradores”, destaca Bill Thomas, Presidente de KPMG International.

“En el dinámico mercado de hoy, la resiliencia es la capacidad de evolucionar constantemente y adaptarse a los cambios acelerados. Esto implica que los CEOs reaccionen con agilidad para atender las necesidades de los clientes y centrar el esfuerzo donde tendrá el impacto más significativo”, comenta Víctor Esquivel, Socio Director General de KPMG en México y Centroamérica.

“Los desafíos para los CEOs son constantes; por lo que su capacidad de respuesta a los cambios estará a prueba. Mientras los líderes estén abiertos a nuevas formas de hacer negocio; tomen riesgos apostando en la diversificación de su operación, e incluyan cambios eficientes en sus procesos, podrán mantenerse en el juego brindando soluciones integrales a sus clientes”, agrega Milton Ayón, Socio Director de KPMG en Panamá y Líder en Centroamérica.

“La constante actualmente en negocios son los cambios acelerados y continuos, lo que trae como consecuencia la capacidad de respuesta visionaria e innovadora para enfrentar las soluciones que demandan estos cambios”  explica Hugo Rodríguez A., Socio Director de KPMG en Guatemala.

La resiliencia de las empresas se basa en la habilidad que tienen los CEOs para detectar y prever posibles riesgos operativos o financieros en las organizaciones, motivados principalmente por dos objetivos: Generar crecimiento a corto plazo y facilitar el éxito de la empresa a largo plazo.

Los desafíos para los CEOs son diversos; por ello, su capacidad de respuesta ante los cambios los obliga a permanecer abiertos a nuevas formas de hacer negocios, tomando riesgos alrededor de la diversificación de su negocio, incluyendo cambios fundamentales en sus procesos para ser más eficientes y, en consecuencia, más competitivos.

Fuente: Estudio 2019 Global CEO Outlook