Corrupción, Lavado de Dinero y Ley Magnitsky Global

El Departamento de Justicia (DOJ) y la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. continúan investigando atentamente la corrupción en América Latina, incluida Guatemala, bajo la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (“FCPA”). Esta ley permite iniciar acciones civiles y/o penales en EE.UU. contra las personas que realizan pagos corruptos a funcionarios públicos para obtener o retener negocios en el extranjero. Sin embargo, las acciones bajo la ley FCPA no son las únicas medidas anticorrupción de EE.UU. que pueden impactar a la comunidad guatemalteca.

Primero, el DOJ puede presentar cargos penales en EE.UU. bajo la Ley de Control del Lavado de Dinero contra quien soborna –como lo hace bajo la ley FCPA- y contra el extranjero que oculta o transforma los dineros provenientes de la corrupción. Distintas agencias americanas pueden participar de estas investigaciones, incluyendo al Departamento de Seguridad Nacional y al Buró Federal de Investigaciones.

Segundo, bajo la Ley Magnitsky Global (GLOMAG), por intermedio de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) y del Departamento de Estado, el gobierno americano puede imponer sanciones económicas y migratorias a aquellos extranjeros involucrados en corrupción (o violaciones a los derechos humanos), o a aquellos que materialmente ayuden, patrocinen, promuevan, o proporcionen apoyo, bienes y/o servicios, a las personas sancionadas. Mas específicamente, las sanciones de OFAC prohíben a todas las personas de EE.UU. participar de cualquier transacción con los extranjeros sancionados.  

Esta prohibición aplica para todas las transacciones que involucren a una persona de EE.UU. con independencia de dónde se encuentre localizada, así como a todas las transacciones bancarias que son procesadas en EE.UU. 

Finalmente, la Red de EE.UU. para el Control de los Delitos Financieros (FINCEN) ha emitido ciertos avisos acerca de la manera en que los funcionarios públicos extranjeros y sus cómplices, acceden al sistema financiero para ocultar y/o transformar los fondos corruptos. El incumplimiento de los avisos de FINCEN puede llevar a que una entidad financiera con presencia en EE.UU., sus socios, directores, oficiales o empleados sean sancionados civil o penalmente por violar la Ley del Secreto Bancario

Javier Coronado, Abogado, Diaz, Reus & Targ | jcoronado@diazreus.com
Juan Sebastián Soto, Socio Fundador, A.D. Sosa & Soto | ssoto@adsosasoto.com