Día Mundial de la Propiedad Intelecual: Aspirar al Oro: La PI y el deporte

El 26 de abril de cada año se celebra el Día Mundial de la Propiedad Intelectual.  El tema elegido por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) este año es “Aspirar al oro: La PI y el deporte”, haciendo hincapié en la relación del deporte y los derechos de propiedad intelectual, entre los que se encuentran marcas, señales de publicidad, patentes de invención, derechos de autor, derechos conexos, derechos de imagen, entre otros.

El fomento de la innovación y la creatividad, a través de la protección de la propiedad intelectual, es sin duda un factor determinante para impulsar la competitividad de un país. De manera que además de apoyar al deportista o atleta en el desarrollo de su disciplina, es necesario crear y apoyar iniciativas para proteger los derechos de propiedad que se produzcan en su entorno y aprovechar estrategias de licenciamiento de este tipo de derechos para generar negocios. 

La tecnología es un vínculo entre el deporte y la propiedad intelectual, que es determinante para generar beneficios económicos, por ejemplo, a través de la creación de software o aplicaciones móviles relacionadas con el deporte y a través del licenciamiento de derechos de transmisión, incluyendo televisión, cable, plataformas digitales, etc., logrando que los eventos deportivos lleguen a mayor número de personas. En Guatemala tuvimos la experiencia con la última Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018, en la que por primera vez los partidos estuvieron disponibles en diferentes plataformas. 

El deporte es un tema global, capaz de impulsar el comercio internacional y de mejorar la reputación de un país, de manera que buscar los mecanismos y estrategias para generar negocios e inversión en su entorno, amerita la investigación y puesta en práctica de los actores involucrados en el tema, ya que las opciones que brinda la propiedad intelectual ya han producido casos de éxito a nivel internacional.