¿Leyes Políticas o Constitucionales?

Todo empresario guatemalteco tiene el derecho y el deber de participar activamente y aportar con transparencia a la construcción de un Estado de Derecho con reglas claras y apegadas a la ley y a la constitución, con el objetivo de promover una sana cultura empresarial y al mismo tiempo, generar fuentes de empleo en el país. De igual manera, el involucramiento del sector empresarial debe verse reflejado en la lucha contra el contrabando, de productos que van desde aquellos que se incluyen en la canasta básica, hasta los cigarrillos.  En junio 2018 el Congreso de Guatemala presentó una Iniciativa de Ley para el Control del Tabaco (5461), la cual tiene en mira tomar decisiones importantes y necesarias en pro de la salud de lo guatemaltecos. Sin embargo, con el objetivo de no olvidar los compromisos de país que se tienen a través de tratados internacionales y como miembros de importantes organismos como la Organización Mundial del Comercio, AmCham Guatemala, en conjunto con otras cámaras nacionales procedió a realizar un análisis técnico legal y constitucional de la Iniciativa. Guatemala es el único país centroamericano que no cuenta con una Ley de Pictogramas para Cigarrillos, sin embargo, la Iniciativa 5461 adolece de otras inconstitucionalidades de raíz que sientan un precedente muy negativo si se emite un dictamen favorable.  Y es que dicho dictamen además de perjudicar al país en materia de derecho internacional, afectaría el mercado local fomentando indirectamente mayor contrabando. Con esto en mente, las cámaras empresariales nacionales nos hemos unido y hemos presentado a los señores diputados elementos legales, técnicos y constitucionales que buscan lograr los objetivos de salud pública, al mismo tiempo que se ha propuesto cambios a la iniciativa de ley que aportan activamente y defienden la legalidad.  En estos días la Comisión de  Salud del Congreso de la República se encuentra en análisis de un  proyecto de dictamen de la iniciativa de ley antes mencionada. Proponemos a los Señores Diputados analizar con visión constitucional y legal dicha iniciativa y marcar la diferencia. Vemos hoy en día que cada vez más las Instituciones del Estado están más desprestigiadas, el Congreso puede ser la excepción al privilegiar el análisis constitucional y técnico y aportar a la legalidad y el Estado de Derecho.